Teólogo  P. José Comblin

 

 

 

 Es un gusto y honor estar acogido en un recinto importante como es esta Escuela. No lo merezco pero indulgencia, paciencia y compasión con mi inferioridad.  Vengo nada más que a proponer algunos temas.

 

La globalización empezó en el siglo XVI. Entonces la expansión de Portugal y España ha provocado una circulación de productos, circulación de cultura, en que los portugueses han traído de la India muchos elementos para América, muchos cultivos de América trasladados al África. Pero eso no se puede comparar con la expansión que se ha conocido en los últimos tiempos, tanto así que ella se ha desarrollado muchísimo. 

 

La diferencia es que en aquellos tiempos la globalización estaba dirigida por los reinos de Portugal o de España. Y hoy día es diferente pues son empresas privadas, empresas particulares retomando en cierto modo el modelo británico-holandés, que entregaba  el comercio  a compañías particulares pero que estaban muy asociadas al Estado y a la monarquía inglesa o al Estado holandés. Y hoy en día las compañías están todavía asociadas naturalmente a los Estados, pero la relación es inversa. En aquel tiempo los reyes tenían más poder que las empresas, y hoy día es al revés, las grandes empresas tienen más poder que los gobiernos y que los Estados y los manipulan y los orientan, ya empezando con  Estados Unidos. Y entonces el título, dice: “Globalización, economía y tecnología”. Claro, la globalización actual está asociada al desarrollo de la tecnología. Sin computadores, sin internet era imposible mantener funcionando las grandes empresas multinacionales. Eso solo es posible porque  se pueden recoger millones de informaciones en un segundo y porque se puede inmediatamente comunicar en el mundo entero todo tipo de información. Con eso una empresa puede estar presente y tener fábricas en 100 países diferentes; no hay problemas pues la comunicación es permanente y constante. Y por otro lado existe la modernización de los medios de transportes que permite trasladar lejos grandes cantidades de cosas. Entonces ahora la producción se está  dividiendo en el mundo entero. Nada más que para dar un ejemplo: hay un grupo de sacerdotes que publican una agenda latinoamericana, en que se evocan  los recuerdos de la historia latinoamericana. ¿Y dónde se imprime esta agenda? En China. Sale mucho más barato hacerla imprimir allí; y por internet se manda todo el material a China, y devuelven impresa la agenda.

 

Ese tipo de operación se multiplica por miles y miles. En la fabricación de un avión hay piezas que vienen de 50 países diferentes, pero ahí se juntan en un lugar. Es posible porque justamente  todas estas piezas pueden ser muy bien adaptadas y toda información es inmediata.  Entonces se puede decir que la tecnología ha permitido un desarrollo de la globalización muy inmenso.

 

 Bueno, esta globalización trae muchas ventajas - por supuesto -  y eso es lo que se celebra, en la televisión, en las revistas, en los medios de comunicación. 

Por supuesto permite un gran desarrollo de la producción, y una producción más barata. Ahora bien,  los ideólogos actualmente presentan la globalización como si fuera la participación igual de todos los países en una producción mundial. Es decir, como si todos los países colaboraran. Y claro que todos los países colaboran, pero no colaboran en forma igual. Claro que colaboran, pero todo lo que las empresas occidentales producen en China aprovecha la condición de China que es muy distinta. Es distinta porque ahí los sueldos son sueldos de esclavos y entonces el desarrollo del occidente se hace basado en la esclavitud de cientos de millones de chinos. Hoy día ya no es necesario importar o traficar esclavos como en el siglo XVI. Hoy día los esclavos están ahí, y desde lejos se les manda las tareas que tienen que cumplir. Y eso tiene la gran ventaja de que no ofrecen espectáculo. O sea la economía está basada en la esclavitud, pero ella no se ve, no aparece. Entonces eso tranquiliza la conciencia, no les molesta, nadie sabe, nadie ve. Entonces todos los objetos importados desde China se multiplican siempre más, sobre todo en los Estados Unidos y en Europa, y todo eso es producto de los esclavos. No se sabe, no se dice, no se ve y entonces no crea problema. Un día tal vez los chinos ahí descubran que son esclavos y ahí se puede producir una rebelión de los esclavos, como finalmente en Haití y en otros lugares que pueden semejantes. Pero no deja de ser un problema. Y es que este desarrollo de la economía, desarrollo de la tecnología actualmente “quien lo orienta”, “quien dirige” son compañías cada vez más centralizadas, y siempre más concentradas. Por ejemplo, en Francia el 70% de toda la producción cultural depende de una sola empresa, o sea todas las revistas, todas las casas de editoriales, producción de discos CD, 70% de la cultura francesa pertenece a una sola compañía, y por “casualidad” es también la que produce los aviones militares es la Dassault, que controla toda la producción cultural. Es una alta concentración. En los Estados Unidos son dos compañías que controlan también toda la producción cultural, publicaciones, revistas. Se produce una concentración inmensa, y esa concentración aumenta y crece cada año y cada año se anuncia la fusión de super empresas formando super y super empresas. ¿Qué significa eso? ¿Qué consecuencia tiene eso? Es que en la medida que esas empresas van adquiriendo más expansión tienden a monopolizar la producción progresivamente  de todos los bienes materiales y culturales Y van adquiriendo un poder tal que “ya no hay otra fuerza social que sea capaz de frenar, limitar o  imponer algunas transformaciones”. Entonces son esos grupos los que primero eligen lo que se va a producir, qué se va ha producir. Porque ellos disponen de los capitales, ellos pueden financiar la investigación científica. Es decir hasta el siglo XIX la investigación científica se hacía en universidades, escuelas de ingeniería, o en algunos laboratorios particulares; en fin las tecnologías y la investigación no eran tan caras. Pero hoy en día ninguna universidad por sí sola puede financiar investigación científica y tecnológica. Y entonces todo se hace en consorcios, en asociación con grandes empresas. Pero como son ellas las que están financiando,  claro que van orientando. ¿Por qué no se desarrollan las fuentes alternativas de energía? ¿Por qué se mantiene el petróleo ahí rigurosamente? Es claro: porque en este momento no interesa a las grandes empresas la investigación científica para fuentes de energías alternativas. Es muy caro, inversiones muy caras y un poco inseguras y el rendimiento vendría mucho más tarde, mientras que el petróleo es capaz de dar un lucro mucho mayor, mucho más inmediato. Y por lo tanto es mucho más interesante para las compañías y las super compañías que controlan el petróleo no desarrollar fuentes alternativas.

 

Bueno, uno de los primeros problemas es que la investigación científica no es desinteresada. Hasta el siglo XIX hubo ese mito que la ciencia es desinteresada y no se contemplaba quien la está financiando ¿quién va a aprovechar? ¿quién va a sacar provecho de esas investigaciones, de ese descubrimiento científico-tecnológico? No. El ingeniero descubría e inventaba y no se preocupaba de quien iba a aprovechar. Los primeros que se lanzaron en la aviación a experimentar algunos aparatitos que podrían volar un poco no imaginaban naturalmente que serían finalmente la competencia de la Boeing y la Airways, los que serían los grandes aprovechadores y que ellos habían preparado la formación de dos imperios de la aviación. En aquellos tiempos los capitales eran pocos y no había ninguna dependencia en relación a grandes empresas, pero ahora ya es diferente. Y ahora lo que pasa es que el desarrollo de la tecnología se hace en función del crecimiento del capital, o sea que es lo que va a permitir el aumento del capital, y entonces si hay cosas que no dan lucro, bueno, no se producen, no se producen. Todavía no se han producido remedios eficaces para la malaria. Pero píldoras para aumentar la potencia sexual de los ancianos eso sí. Porque naturalmente eso sí tiene una comercialización inmensa y permite un lucro fantástico. Ahora un remedio contra la malaria… ella la tienen los pobres. Es la enfermedad de los pobres. Y no podrán pagarlo. ¿Y cómo se va a financiar? Y no es interesante. Y lo interesante es financiar la producción de productos -culturales o no- que en realidad van a dar más lucro. Y entonces aumentar el capital. Ese es el problema, es naturalmente un problema que una vez que  la finalidad de la economía, de la producción es el crecimiento del capital, o sea, que ese es el criterio que “determina de lo que se va a producir” como se van hacer las inversiones, ahí el resultado es que se orienta, se orienta  toda la vida cultural y toda la vida material de los pueblos. Este sistema de globalización tiende a multiplicar sin limitaciones la multiplicación de los productos y a multiplicar la diversidad de los productos para estimular la compra, el consumo. El crea una civilización basada en el crecimiento del consumo. Hay que  exhortar a comprar y así aumentar la posibilidad de compras por lo menos de una amplia categoría social para consumir mucho para poder producir. Si no aumenta el consumo la producción no va a poder aumentar tampoco y entonces el crecimiento del capital tampoco se va a realizar. De ahí que actualmente los gobiernos estimulan el consumo, o sea, la gran virtud nacional es consumir, tratar de consumir lo más posible. Y si el consumo baja un poquito…ahí viene el presidente de la república y  dice: ¡no! ¡falta sentido patriótico. Ustedes tienen que comprar! ¡Hay que comprar, hay que consumir! Porque eso facilita el crecimiento de las empresas.

 

Bueno, eso es debido al sistema. No se puede hacer la evaluación de la tecnología sin referirse al dueño de la tecnología. Es decir, ¿quién orienta? ¿quién está financiando?¿quién muestra las finalidades del desarrollo tecnológico? No es sencillamente la espontaneidad. Hasta el siglo XIX un joven de repente ahí, con una inteligencia más viva, con una capacidad manual, hace un descubrimiento. Pero hoy un descubrimiento supone muchos millones de dólares y supone aparatos muy complejos, laboratorios muy desarrollados y todo eso tiene que ser financiado, entonces los descubrimientos son financiados. Se entiende naturalmente que muchos descubrimientos se hacen dentro de la industria de armamentos y un número considerable de ingenieros y técnicos trabajan de hecho en las industrias de guerra. Los computadores se han desarrollado primero como objetos militares, o sea, al servicio del ejército. Como transmisión de información del ejército. Después pasó para la vida civil. 

Pero las investigaciones fueron financiadas por el Ministerio de Defensa. Y en los Estados Unidos la industria de armamentos es un poco como el motor, porque todo eso exige muchos descubrimientos particulares limitados y se concentran en grandes desarrollos. Toda la navegación espacial. Todo eso viene de la industria militar y tiene después muchos efectos secundarios, porque descubrimientos hechos en función de la conquista del espacio, después también se aplican en otras cosas. Pero la orientación es definida. Así que “la investigación tecnológica no se orienta en función de las necesidades de los pueblos o de una felicidad mayor de los pueblos, sino en función del crecimiento del poder. Y del crecimiento del capital.”  

 

Es decir que no hay tecnología neutral, o sea, inocente. No hay crecimiento inocente. No hay inversiones inocentes. Todo tiene una finalidad. Por lo tanto todo tiene que ser apreciado, juzgado. Y entonces ahora se orienta la investigación en eso. ¿Por qué? ¿quién manda eso? ¿quién orienta en ese sentido?¿qué se espera de eso? ¿cuál será el resultado? Claro que todo eso es más o menos secreto. Pues en los periódicos y en la televisión Ud. nunca va a saber ¿por qué se hace esa inversión? ¿cuál es la finalidad? ¿para qué va a servir eso realmente? ¿por qué se hace eso en lugar de hacer otras cosas?  Eso nunca se discute. 

 

Para la diversión de los pueblos ahí se multiplican los debates, en la democracia, en el Congreso, entre los partidos y todo eso. Eso es el objeto de diversión, porque las decisiones no se toman ahí. Como tampoco la evolución de la sociedad no se define ahí. La evolución de la sociedad es secreta. No aparecen los que orientan, los que dirigen no se manifiestan y no quieren ninguna publicidad. Como ejemplo hay en América Latina hoy día el caso famoso de la MONSANTO. La Monsanto ya controla mitad de la agricultura de los Estados Unidos y está conquistando toda América del Sur, gracias a la “fabricación de sus semillas transgénicas  que tratan de imponer en todas partes” y estimular y convencer a los gobiernos que eso es la salvación del hambre del mundo. Y ahí de ella depende actualmente el maíz transgénico,  la soya transgénica y otros productos con la modificación genética de las especies animales y vegetales.

 

Ahora todo eso se dice que es para aumentar la producción, para luchar contra la escasez de alimentos en la tierra y del hambre del mundo, todos argumentos bonitos. Pero en la práctica, desde que las semillas son transgénicas, las semillas son de una empresa.  De la empresa que vende semillas. Ahí todo el mundo va a tener que pagar las semillas. Esas semillas son tales que necesitan un tipo de insecticida propio, necesitan fertilizantes también propios y específicos. Y la Monsanto ofrece todo. En consecuencia, va a vender semillas, fertilizantes, pesticidas, insecticidas. Ya han conquistado la pampa argentina. Son cientos de kilómetros en que la Monsanto domina y controla todo. En Brasil 70 millones de hectáreas. Con Estados enteros, eso en Matto Grosso, Paraná, Río Grande do Sul, Estado de Marañón que cada año va avanzando 100 a 200 kilómetros. Ahora Ud. viaja 200 - 300 kilómetros y ve soya, soya y soya. ¡Y eso en 3 años! Y todo de la misma compañía. Es decir una sola compañía controla toda la alimentación. Y progresivamente van expulsando a todos los demás e impone su tipo de agricultura. ¿Eso se da en función de las necesidades de los pueblos o en función del mayor crecimiento de su capital?

 

 

En Brasil en este año han logrado una ley que permite ahora los transgénicos. Hay muchos grupos de ambientalistas, y ecológicos que lucharon durante años para impedir este tipo de cultivos. Aun así era ilegal, pero se plantaba ilegalmente en muchos lugares, porque era muy sencillo pues las semillas  transgénícas las importaban desde Argentina a Brasil o desde el Paraguay, era fácil. Y ya se hacía ilegalmente, pero ahora lograron una ley. En los momentos en que se discutía la corrupción política y todo eso,  ahí aprovecharon una brecha y el Congreso ahí votó, y  ahí sin saber lo que estaba votando. Pero esta gente como tiene buenos abogados y muy metida en todo, han podido lograrlo. E incluso su conciencia está satisfecha, pues ya no es ilegal y los cultivos se pueden hacer legalmente.  Bueno, ¿pero qué consecuencia tiene eso? “Que toda la agricultura va a depender de una sola empresa”. Lo primero que toda la diversidad agrícola resultado de milenios ¡¡de miles de años!! en que agricultores han producido cientos de semillas diferentes, cientos de productos diferentes, mejorando por experiencia las especies animales y todo, todo el trabajo está aniquilado, todo está suprimido y habrá una sola expresión. Y entonces se tiende a lo que les pasó a los mexicanos. El maíz viene de México y durante miles de años los indígenas han desarrollado las semillas, y cada región tiene semillas diferentes y todos con métodos de puras experiencias inmediatas han logrado perfeccionar  y mejorar las especies de las semillas. Bueno, pero hoy día gracias al Tratado del Libre Comercio entre Estados Unidos – Canadá  y México, ahora en México el 95% de maíz que se come viene de los Estados Unidos. Es decir, todo el cultivo de maíz que se hizo durante milenios desaparece. Y  1 o 2 millones de campesinos ya no tienen trabajo y está toda la diversidad biológica que se pierde. Ahora en todo México van a comer el mismo maíz producido con las mismas semillas gracias a los mismos fertilizantes y de una concentración de poder que destruye la diversidad anterior.

 

Bueno, así es como la concentración de la cultura en pocas manos hace desaparecer todas las culturas locales. Una gran empresa lanza un cantor y ahí el mundo entero va escuchar a este cantor. La música que se escucha actualmente en todos los países del mundo es norteamericana, provocando que no hay espacio para la música local. Bueno, esta es puro folklore nacional y no tiene valor, no tiene valor y no se compra, y no pertenece a los cánones de una cultura educada, modernizada, actualizada. ¿Por qué? Porque son algunas empresas que saben hacer una inmensa publicidad, que van convenciendo a las nuevas generaciones y lo demás desaparece. 

 

Todo eso a partir de la concentración de la economía en manos de un número más reducido de empresas que son dotadas de un poder que va creciendo. Eso tiene socialmente dos consecuencias. 

 

La primera, es que esas empresas como concentran una riqueza inmensa ahí favorecen su clase de ejecutivos. El sueldo de un ejecutivo crece en 10% cada año y del obrero un poquito acompañando la inflación más o menos, pero el ejecutivo por lo menos 10% o 20%. Y tienen ventajas innumerables, se les ofrecen un  avión, un barco, coches blindados, departamentos, viajes, hoteles y un montón de cosas, y se forma una nueva aristocracia, de super hombres, y super mujeres. En que su condición de vida es mil veces superior a las condiciones de vida de los trabajadores habituales. Ahora esa clase tiende a imponer su modelo cultural y es lo que aparece en la televisión. Los personajes que aparecen en las telenovelas nunca tienen problemas de plata, nunca. Entonces ellos van gastando…  así … 

Entonces es una super clase que nunca tienen problemas de plata, el único problema que no saben que hacer con tanta plata que tienen y hay que inventar siempre nuevos descubrimientos para que puedan comprar cosas más caras, incluso un viaje al espacio. Eso se va a multiplicar.  Gente que gana 1.000 millones de dólares al año, claro que se va a soñar un viaje al espacio. Y ello será 40 millones de dólares. Es muy, muy poco por el viaje. Una super clase que creando un modelo así, como los reyes en la época de las grandes monarquías. En el palacio de los reyes, en el Palacio de Versalles todo tiene también un modelo de vida, un tipo de vida. Solo que los campesinos no conocen ni saben. Pero ahora con la televisión, el espectáculo de esa riqueza se ofrece a todos. Y al mismo tiempo el poder de las grandes compañías es tal que son capaces de bajar la parte del trabajo en la renta nacional. Entonces cada año la proporción de lo que gana el trabajo baja y la que gana el capital sube. Entonces los sueldos van bajando. En Brasil el sueldo vital- lo que llaman el mínimo vital en Brasil, que es el sueldo de la mitad por lo menos de los trabajadores registrados, - pues los que no tienen registro ganan menos - , pero  este sueldo vital es el 25% de lo que era hace 50 años. O sea, en 50 años el nivel de la clase trabajadora ha bajado. Y la parte de esa rebaja se le ha quitado al trabajo. Y eso porque ya no tiene fuerza. ¿Cuál es la fuerza de los trabajadores? Los sindicatos prácticamente han muerto. Solamente pueden hacer huelga en empresas del Estado, porque ahí hay medio de presión y medio político y los profesores pueden hacer huelga. En Brasil los profesores de universidad hacen huelga una vez al año siempre y ya está programado. Pueden porque saben que tienen fuerza, porque el Estado es algo público y necesita sus votos y ahí hay medio de presión. Ahora hacer huelga en una gran empresa es muy difícil. Por ejemplo la empresa que tiene más empleados  en Brasil es la Mac Donald  que emplea 80.000 trabajadores, pero es estrictamente prohibido ser sindicalizado. Si se sorprende alguien que se sindicaliza es expulsado inmediatamente, está prohibido. Entonces las grandes empresas pueden sencillamente prescindir de toda organización obrera y si existe formalmente no tiene poder real. Entonces la condición de los trabajadores va bajando. 

 

Ahora si pasamos a la tecnología en sí, hoy día hay una conciencia creciente de que el progreso tecnológico es ambiguo. O sea, hasta hace 30 o 40 años se estimaba que siempre era benéfico y que toda innovación o novedad, todas las nuevas máquinas y nuevos productos tienen efectos positivos. Ahora hay una conciencia  siempre cada vez más aguda que cada tecnología nueva tiene efectos positivos y negativos, por ejemplo el petróleo, los aviones, los automóviles, todo lo que consume petróleo. Ahora en muchos lugares el aire es casi irrespirable, hay muchas más enfermedades de los pulmones y de las vías respiratorias, porque el aire está contaminado. En Sao Paulo, en el centro hay un panel que dice ¡NO! ¡AIRE IRRESPIRABLE! ¡HOY AIRE TOLERABLE¡  HOY DIA SI.  Y porque hay lugares en que la concentración de la población es tal que provoca esa situación. Y esto se multiplica y como el viento puede desplazar  todos esos productos contaminantes lanzados al espacio, aun los que no tienen fábricas entonces absorben toda la polución. La polución de las aguas y ríos en América Latina es más rápida, pues no existen recursos suficientes para vigilar e impedir, Hay ríos en que ya no hay peces; se mueren no hay más vida. Una destrucción sistemática de las aguas. En Brasil están las mayores reservas de agua dulce gracias al río Amazonas. Y hace pocas semanas aparecieron las primeras señales en regiones muy extensas de Amazonía - una sequía-, cosa que nunca se había visto.  Y entonces hay una zona del río Amazonas seca o casi seca. Y millones de toneladas de peces muertos y que a la vez crean un olor y contaminación  insoportable. 

Y esto porque se han cortado tantas selvas. En la Amazonía se corta cada año dos veces la superficie de Bélgica. Si continúa así durante 40 años ya no hay nada más. Se corta todo ilegalmente, y como son grandes empresas con apoyo internacional, son empresas que pueden comprar a los funcionarios públicos con mucha facilidad. Se ha descubierto hace poco un escándalo y apresaron a algunos funcionarios que distribuyeron permiso así, claro que recibiendo. . . Pero una compañía maderera mundial a un empleado que gana US 100 al mes le pueden ofrecer 1.000 dólares. Y ¿qué es eso para ellos?  Entonces es muy fácil para ellos comprar a los funcionarios  de la aduana y de todos los servicios de vigilancia de las florestas… es muy fácil. Y eso tiene consecuencias, se han inventado máquinas de cortar árboles que en algunos segundos los cortan rápidamente y se pueden transportar porque los medios también tienen una energía inmensa. Entonces destruyen las selvas en una forma que no se imaginaba antes. Durante toda la época anterior se cortaron árboles y selva, pero los medios tecnológicos eran muy inferiores. Para cortar un árbol inmenso había que pasar semanas con hachas para cortar.  Ahora en pocos segundos todo se transporta con mucha facilidad.  Durante mucho tiempo se pensaba que los recursos eran ilimitados. Y entonces se puede cortar y cortar,  y facilitar por medio de técnicas el corte. Hay un momento en que se ve que podemos llegar a cortar en corto tiempo cientos de árboles con un impacto ambiental sobre la biodiversidad existente en los bosques que es impactante. Llega este impacto indudablemente con la muerte y desaparecimiento de especies animales. Y origina el efecto estufa en la amenaza que hay con los mares y en que el polo Ártico el hielo disminuye  creo que  20 kilómetros por año.  Entonces en algunos 50 años el polo Ártico será agua y no habrá más hielo. Y la Antártica también  va perdiendo kilómetros cada año porque la temperatura se elevó. Hoy día se percibe cuales son las consecuencias.   No se puede impunemente aplicar y desarrollar cualquier tipo de tecnología.  Esto provoca la destrucción de la tierra, pero también del ser humano. 

 

Entonces primero el aire. Para los niños un aire contaminado es más grave todavía.  En segundo lugar los alimentos.  En las ciudades prácticamente ya no hay más alimentos naturales, es decir, todo es industrializado, todo ha sido procesado. Se han añadido a todo cosas que no se sabe el efecto que van a producir. O sea, se distribuyen alimentos de los que no se tiene seguridad de que van a tener puramente efectos positivos. En fin, pero es lo único que se presenta actualmente. 

 

Los remedios y los medicamentos. Ahora si están descubriendo que el uso repetido y  frecuente de muchos medicamentos perjudica la salud y que hace aparecen nuevas enfermedades.   Es decir, que lo que se presenta como remedios para la salud es para destruir la salud. Así como, en los mejores hospitales hay las enfermedades hospitalarias, entonces muchos salen del hospital con nuevas enfermedades que han contraído justamente en el hospital. Entonces todo tiene efectos positivos y negativos. 

 

Toda la producción produce basura y ahí no se sabe que hacer con la basura. Los países europeos ahora tratan de vender sus neumáticos viejos, porque no saben que hacer con ellos.  Y son productos que pueden ser muy tóxicos y muy perjudiciales. Recientemente Brasil compró 11 millones de neumáticos de Europa. ¿Y para qué? ¿adónde van colocar eso? Claro que los europeos quisieran colocar 100 millones de neumáticos al año ¿Pero quien va a comprar eso? ¿Para qué? ¿Y hacer qué? Se dice ¡No! Pero es que en el resto del mundo el territorio es inmenso, el territorio europeo es pequeño. 

Entonces el efecto de contaminación entra en contacto con la población con mucha mayor facilidad, si aquí hay más tierras libres e independientes. Entonces la tentación justamente es explicar que ese neumático tiene usos muy útiles y pueden ser todos útiles, tratan de convencer y al final los mandan para allá fuera de Europa.

 

 En cuanto a la basura atómica ahí no se sabe tampoco que hacer. La industria atómica produce basura. ¿Y dónde poner eso? E incluso materias radiactivas que pueden tener efectos destructivos todavía en 10.000 años más. ¿Y entonces que se hace con eso? Por ejemplo en Alemania están parando la fabricación de electricidad por medio de energía atómica, porque los movimientos ambientalistas han sido fuertes y han mostrado el peligro que hay. Pero están descubriendo ahora que producir electricidad con el petróleo contamina el aire. Y esas fábricas y refinerías también producen una basura muy grande. O sea cualquier producción trae basura y allí está el problema. Hay un momento en que la basura fue menor. En las culturas más pobres del siglo pasado la basura producida por los campesinos era muy poca. Pero hoy en día las industrias producen, sí, montones de basura que molestan y destruyen y no se sabe qué hacer. Entonces el problema es: ¿Hay que producir más? ¿Hay que aumentar indefinidamente? ¿Qué es lo que hay que producir? Tomando en cuenta eso, ¿quién decide?  Lo que el crecimiento de la tecnología provoca  a nivel intelectual  es que las ciencias no pueden conocer la complejidad de un fenómeno, entonces tiene que dividir la realidad que se manifiesta en los objetos, la materia y dividir en porciones y seleccionar fenómenos. Una vez que se aísla el fenómeno entonces ahí se puede saber qué medidas tomar y establecer relaciones. Y entonces establecer ahí leyes científicas y saber cuáles son los efectos que se pueden conseguir tratando de tal manera: el fierro, el cobre, etc.

 

Entonces se va aislando y particularizando la materia observada y experimentada y el progreso de la ciencia supone el progreso de la especialización, o sea, estudiar en una forma siempre más definida. No hay conocimiento del fierro en general ¡eso no basta!   Hay que conocer todas las posibilidades, todos los tipos, todas las especies, y justamente el progreso consiste en buscar algo, un metal mucho más adaptado para tal efecto que se desea. Entonces se tiende a una especialización creciente que va aislando dentro del mundo de la experiencia, aislando algunos fenómenos, de tal modo como decía un humorista al final de la evolución “el científico es el que sabe todo sobre casi nada”. Entonces tiene un objeto tan limitado y ahí sabe todo. Sabe volúmenes enteros sobre un asunto. Un amigo mío había hecho  su estudio de biología sobre los dientes de los tiburones. Entonces sobre los dientes de los tiburones sabe todo, todo. Ahora sobre el resto de los animales no sabe nada, porque el diente de los tiburones es algo tan complejo y hay tantas cosas para examinar que no  tiene tiempo para examinar tantas cosas. Y entonces hay miles y miles de investigadores que se distribuyen una infinidad de temas. Ahora lo que no se observa es la totalidad. Entonces examinan del mundo material todo, ¿pero qué pasa con la tierra entera? O sea. ¿Qué sucede con todas esas operaciones?   Cada cual hace su operación, toda su operación propia y particular.  ¿Pero quién examina y cuál es el resultado de todas esas producciones? ¿de todas esas investigaciones? ¿Cuál es el conocimiento que eso nos da, de la evolución de la tierra, de la evolución del mundo, de los movimientos que la afectan? Entonces, en cuanto al ser humano más todavía se divide el conocimiento. 

 

Hace 50 años atrás los médicos podían examinar al enfermo entero. Hoy en día ya no hay médicos que examinan al enfermo entero. Uno examina el corazón, otro examina una vena, otro examina el hígado, otros examinan… etc., es decir, son decenas de especialidades. De ahí que si Ud. se presenta a la medicina serán veinte personas o treinta personas que lo van examinar, cada cual, entonces, la porción de su cuerpo. ¿Pero y el ser humano total? Porque funciona como totalidad, no funciona el hígado así, el estómago así, como si fueran funciones aisladas e independientes las unas de las otras. ¿Y entonces cuál es el efecto global del ser humano, sobre el comportamiento de todos los órganos? Por ejemplo ahora se descubre que una experiencia religiosa puede cambiar radicalmente el estado de salud. Entonces vemos las cosas extraordinarias que hay en las religiones pentecostales de hoy. Claro que hay mucha publicidad, pero si viene un pastor y tiene una asamblea muy grande y ahí empieza pidiendo que cuenten los milagros de los que han sido favorecidos durante la semana. Y ahí siempre hay un montón de gentes que levantan la mano y uno explica que tenía gastritis, dolor de estómago terrible pero invocó a Jesús y pasó… pasó. Otro tenía problema del corazón y que el médico había recetado una serie de remedios y medicamentos, y no sabía como sanarse. Y ahora había dejado los medicamentos y Jesús le ha dado la salud. Entonces,  hay innumerables cosas así. Y después pide el pastor: ¿a ver qué dolor tienes tú? Y ahí el otro explica: un dolor de cabeza tremendo. Bueno, vamos a pedir a Jesús. Y ahí se crea un ambiente de fervor, un ambiente de experiencia religiosa y después el afectado dice:” ¡ay se me pasó el  dolor de cabeza!” Se acabó el dolor de cabeza. O sea, experiencias religiosas muy fuertes ahí provocan efectos en la salud. Es que la religión católica tradicional es muy racional, con pocas experiencias, pocas emociones. Y entonces no se sabe en ese mundo de la iglesia católica qué y cuáles son los efectos que una experiencia religiosa muy fuerte puede producir. Como ahora en los movimientos pentecostales o en las regiones africanas, p.ej. el fenómeno de trance y de vivencias dentro del espíritu movido por una orisha, por un espíritu. Bueno, entonces ese es un elemento en la salud. Y será muy diferente el comportamiento de una persona que ha pasado por una experiencia religiosa fuerte y otra que no. Me impresionó, como a mucha gente, el efecto de la conversión de Maradona. Todo el mundo conoce a Maradona. Entonces durante 10 años Maradona practicó todos los vicios que se puede imaginar, tenía mucha plata, todos los vicios. Eso también le provocó todas las enfermedades también que se pueda imaginar. Y ahí ¿cuántos sicólogos, médicos, especialistas de todo lo trataron durante 10 años sin resultado? Sin resultado. Bueno hace unos meses, este año, un pastor pentecostal le pidió con insistencia que pudiera hablar con él, y conversar, la conversación duró 4 horas. Al final Maradona dijo: “Ahora voy con Jesús”, y su comportamiento cambió completamente. Nunca más drogas, nunca más alcohol, nunca más desorden sexual. ¿Y la salud? Todos sus problemas de salud se han solucionado, así de repente, todo. O sea, ha reorientado su vida completamente en todo. ¿Y…?  Ahí la medicina científica no atribuye mucha importancia a eso y tienden a pensar que con medicamentos se soluciona todo, pero el medicamento soluciona el problema del estómago, pero va a provocar otro problema en el corazón. Ahora el pastor en 4 horas hace más de lo que no pudieron decenas y decenas de médicos durante 10 años.

 

 Los médicos antiguos sabían muy bien cual es la interferencia entre factores sicológicos y somáticos y que hay que tomar el enfermo en su globalidad. Ahora la especialización lleva a dividir o separar las diversas especies sin fin, porque ahora cuando uno va a ver al médico le manda a hacer 50 exámenes por si acaso. 

Bueno en cincuenta años más serán 100, porque hay que usar todos los aparatos que la tecnología  ha inventado, pues esos aparatos tienen que funcionar ya que son muy caros.  Por lo tanto hay que someter a los enfermos a eso, porque de lo contrario ¿cómo se va ha recuperar el capital que ha sido invertido en esa maquinaria?  Bueno, eso nada más para decir que todo progreso tecnológico tiene efectos negativos y positivos. Y entonces constituye un problema, porque entonces hay que evaluar, juzgar. ¿Cuál es el  tipo de tecnología? ¿cuál es la máquina? ¿cuál es el remedio que hay que producir porque tendrá efectos positivos más fuertes? ¿Y cuáles son las cosas que hay que evitar, no desarrollar? Ello porque no se saben cuáles son los efectos que pueden producir. O porque los efectos negativos que se pueden prever ahí ponen en peligro algún valor y es mejor no desarrollar tal sector que puede ser justamente peligroso. O sea controlar, examinar, escoger y decidir. Y no tomar como criterio sencillamente el desarrollo tecnológico que va a dar más lucro. Que va a dar más capital.  Y eso es la norma dominante hoy en día. De ahí que se trata de una elección ética. ¿Qué es lo que vale la pena desarrollar? ¿Qué es lo que no  vale la pena o que es mejor no desarrollar?  Son juicios éticos que los especialistas tienen que hacer, pero tomando en cuenta el conjunto y sobre todo  los que tienen conocimientos de la generalidad.  De lo contrario cada disciplina se desarrolla sin tomar en cuenta a los otros, el resto de la humanidad. Un poco como la  misma economía actualmente se hace independiente. O sea, los economistas no escuchan, no se interesan, ni quieren saber lo que se sabe por la sicología humana, la pedagogía, o sea  ¿cuáles son los resultados? ¿cuáles son las necesidades? Toda la importancia vital de todos los otros sectores ¡no! La economía tiene sus normas independientes, y los economistas son naturalmente infalibles. Hoy en día ya no es el Papa quien es infalible. Entonces la infalibilidad pertenece hoy día a los economistas. ¿Quién se atrevería a contestar lo que dice el Ministro de Hacienda?  No, a éste no.  A los otros se les puede discutir, pero a la economía, no. La economía es el dominio sagrado en donde hay dogmas, y todo el mundo tiene que  aceptar los dogmas. Claro que eso produce una perturbación total de los equilibrios en la evolución de la sociedad. Y el gran principio sería que el Ministro de Economía no podría ser un economista. Porque si es un economista se somete a las normas y reglas de la ciencia económica, pero a nivel nacional todo eso tiene que ser integrado dentro del conjunto. Y entonces el que debe ser ministro de Economía es el que tiene mayor conocimiento del conjunto de la sociedad, del conjunto de las necesidades y ahí podrá determinar qué es lo se puede desarrollar y lo que no se puede desarrollar, que es lo que hay que hacer. Como decía el famoso ministro francés en tiempos de la Primera Guerra Mundial: “Sobre todo la guerra no puede ser dirigida por un general, pues si la guerra va a ser dirigida por un general va a la ruina a la catástrofe”.¿Por qué? Porque el general… él mata y mata. Y no toma en cuenta el conjunto de la sociedad y cuáles son los efectos producidos en el resto.  O sea, que políticamente no se puede perder de vista la totalidad del conjunto. En tiempos pasados, en tiempos de los griegos, llamaban “economía” al “arte de administrar la casa o la ciudad”, o sea, de orientar el conjunto de los habitantes. ¡Pero ahora no! Ahora la economía es el desarrollo de la máquina de producción. Y el desarrollo del capital, de la inversión del capital en forma autónoma. Y entonces los que no se integran en eso, “no existen”.

 

En Latinoamérica la mitad de la población no se integra dentro de la máquina de la producción, y sobreviven de “cositas”. No se integran. Y eso, ¿interesa a los economistas?  No se interesan. 

La economía funciona muy bien, muy bien. Pues si en Brasil hubiera la mitad de la población sería mucho mejor, mucho mejor. ¿Entonces qué hacer con los demás? ¿Qué hacer con los que son superfluos, con los que no se integran?   Entonces se perdió la noción del conjunto de una nación, de la integración del conjunto de los habitantes. La mitad va por ahí, abandonada. Nadie se preocupa mucho de lo que pasa. Si hay problemas,  la policía lo va a solucionar.   ¡Pero no!   Entonces hay que tomar en cuenta la totalidad del ser humano y subordinar el desarrollo de la economía al conjunto del ser humano, al conjunto del universo, al conjunto de una comunidad. Esto supone una transformación de la mentalidad científica. Es decir, de la ultra especialización que lleva a la autonomía de los sectores más desarrollados y más fuertes.  Y actualmente es la economía la que es predominante en las sociedades, y por lo tanto la economía es la que funciona sola y se desarrolla sola.

 

Bien, hay otra cosa.  Y es que el desarrollo de la producción es estimulado por el capitalismo. Este necesita engendrar más capitales y  por lo tanto estimular la producción y aumentar el consumo. Eso crea una cultura del consumo. Y entonces lo importante es consumir. Y ahí está toda una cultura hecha de publicidad para estimular el crecimiento del consumo. Eso comienza con los niños chicos. Y ya ahora los niños chicos aprenden a querer: “Mamá esto aquí yo quisiera, mamá quiero esto aquí”. Hay un montón de cosas que se les presentan. Ahora va a ser navidad. Navidad, navidad, naturalmente es la gran fiesta del comercio. Aquí no todavía, pero en Brasil ya hace 15 días que es navidad, navidad.  Todos los supermercados, y los shopping center, es navidad y navidad, porque es el momento de comprar. Y el acto religioso actualmente, el acto dominante, el acto que le da al ser humano su importancia por la que se siente humano, es el acto de comprar. Y se facilita eso de todas maneras. ¿Si usted no tiene plata?... ¡No importa! ¡Lo paga en 10 meses más!  ¡Paga en dos años más!  Entonces hay ahí un montón de cosas. Pero lo importante es poder comprar. Ahí uno imagina a los que no tienen plata para comprar. Y ahí para ellos es fatal. Es el tiempo de la tristeza, de la frustración. Tantas cosas que hay para comprar y tantas ofertas que se hacen, y tantos productos con cualidades humanas. Y si usted compra eso será feliz, compre eso y será feliz en la vida. O sea toda una cultura de estímulo. Y hoy día las empresas saben muy bien que los niños son grandes consumidores y siempre más, porque ejercen una presión y chantaje con su mamá y papá. Pues si el papá y la mamá no le da eso, no es bueno. Porque a mi amigo ahí el papá sí le ha dado. Entonces es un buen papá, una buena mamá. Eso no existía antes. Naturalmente antes los niños estaban felices cuando los papás les daban algo. Ahora exigen y piden. Y justamente porque son estimulados por toda la cultura, la televisión, por los amigos, por el ambiente escolar y así. No sé aquí,  pero en Brasil hasta en las puertas de las escuelas ahí venden cositas para comer y beber, y la Coca-cola ahí está triunfando. Es decir, ni siquiera hay tranquilidad en la escuela, en que también tienen que ser consumidores. Ahí también tienen que entrar en la ideología dominante. Eso va destruyendo todos los demás valores humanos, e incluso hay que tratar de ganar más para poder consumir más. En Estados Unidos los adolescentes trabajan el final de semana, sábado y domingo, trabajan en cualquier cosa, en cualquier servicio, para poder comprar, para poder comprar. De tal manera que el poder comprar, eso  los hace sentirse seres humanos. No importa si es mujer o si es varón. Para poder comprar hay que trabajar para eso. O sea, la finalidad del trabajo será consumir. Poder consumir más.

 

 

Esa cultura es muy peligrosa. En su último libro Fukuyama hace un examen de la cultura americana, de su evolución actual.  Lo publicó hace unos 3 o 4 años.  Ahí entonces, el adorador del capitalismo, el que proclamó en un libro anterior que el capitalismo actual globalizado es la etapa final de la humanidad y que después de eso ya no hay más historia. Y que  se había llegado a la perfección y al estado definitivo de la humanidad…: ahora cambia.   Y ahora, después de examinar con más atención,  descubrió que la dinámica capitalista, consumista, búsqueda de la plata, está penetrando en la vida privada también.   Y que el dogma americano siempre había sido que hay dos morales,  dos éticas, una para la vida profesional y otra para la vida privada. O sea, en la vida privada se mantienen los valores tradicionales: la solidaridad, el amor, el servicio mutuo, la paciencia, tratar bien, la delicadeza, esa es la moral para la familia y el círculo pequeño de amigos. Ahora en la vida económica, ¡ahí no! ¡ahí es la lucha! Ahí es la lucha de todos contra todos para poder ganar más, tener una mejor posición. Entonces hay dos éticas, eso es tradicional.  Pero ahora se da cuenta de que aun en la vida privada la moral tradicional desaparece y con ella la ética.  Aun en el ambiente de la familia, porque cada cual está preocupado por ganar plata, los niños desde chicos. O sea, la preocupación de cada cual es ganar plata para poder comprar. Aisladamente cada uno tiene su televisión, su computador. Cada uno tiene todo y vive su vida separada. Es decir, no se encuentran más, no se encuentran más. Bueno, el desayuno en la mañana es en un bar en la esquina de la calle, en una panadería y ahí se desayuna. Y el almuerzo al mediodía en un restaurant o en una fuente de soda. Cada uno separado y puede pasar toda una semana en que no se encuentran. O a veces el hijo deja un papelito que dice: “me voy a ir, regreso el viernes pronto”, un papelito para informar. Y entonces cada uno aprende a comprar en función de sus necesidades personales e individuales. Es decir, los lazos de la familia también se deshacen, también se deshacen. En una etapa ulterior ya no son más capaces de vivir juntos. Hay muchos matrimonios en que el marido tiene su departamento y la mujer tiene otro, y se encuentran de vez en cuando, dos o tres veces a la semana, pero no soportan la compañía el uno del otro, toda una semana. O sea, ya son tan individualizados que no han aprendido a convivir con otros. O sea, soportar a otros, vivir con otro que es un competidor, es el que me molesta, es el que me molesta y es el que impide mi libertad, mi autonomía. En París, en la mitad de los departamentos hay una sola persona, en la mitad vive una sola persona ¡no aguanta otra! Ni el hijo ni el papá, no aguantan más otra persona. Ese es el punto final, entonces la evolución de una sociedad basada en el individualismo, basada en que cada cual busca la satisfacción de sus deseos, cada cual ser un consumidor  y responder a las solicitaciones de la publicidad según su espontaneidad, su carácter, su modo de ser. Y ahí se dice: bueno, ¿y ahora que es lo que viene si llegamos a eso? Si llegamos a eso… ¿ahora qué?  Bueno hace un acto de fe y dice que al final el capitalismo será capaz de solucionar eso … Hum … Pero no dice cómo. No dice cuáles son los métodos que van a usar ahora para revertir todo lo que fue esa tendencia.

 

Bueno, eso no depende de la tecnología en sí, ni de la economía en sí, pero depende de quien orienta la tecnología, de quien orienta la economía. Y hay que estimular el crecimiento del capital ¿por qué?  ¿Porque haya una super clase, un super hombre y super mujeres? ¿Hay que desarrollar tan rápidamente toda tecnología que se presenta?  ¡No!  Hay que hacer publicidad se dice.  Pero la publicidad en cierto modo es la encarnación de todos los vicios. Y  ahí que lo que la sociedad  produce miente, porque todo lo que dice la publicidad es mentira.  Los productos que se ofrecen no tienen las cualidades que ahí afirman. 

Pero muestran que ese objeto va a ser su felicidad, y se ven tan bonitos, pero tan bonitos. Siempre exageran, y siempre abusan y nunca es así. Entonces que ese alimento en conserva es una maravilla  maravillosa, pero no dice los venenos que vienen adentro. Entonces la sabiduría de los pueblos antiguos, de todos los pueblos de todas las culturas  siempre ha sido: “hay que moderar los deseos”. Moderar los deseos pues hay otros valores en la vida que desear comprar y tener. Porque todo lo que no da lucro, lo que no da dinero, entonces desaparece. Y justamente lo más importante en la vida es lo que es gratuito, y precisamente lo que es gratuito. Es la convivencia, es la comunicación, gratuitamente, gratuitamente. Eso es lo que todos los pueblos siempre habían enseñado desde los indios y los negros, desde hace 10.000 años atrás, que lo que hace el valor de la vida es lo gratuito, es la convivencia, el compartir, la aceptación mutua, la creación de lazos de afectos entre personas. Pero, si se excitan sistemáticamente los deseos individuales, ahí todo lo demás desaparece, todo lo demás desaparece. Así como el otro día un niño adolescente de 15 años, por casualidad había entrado en un retiro espiritual para adolescentes y ahí fue una revelación para él.  Y decía: “en mi vida hasta hoy nunca he mirado a los demás, para mí la vida es yo, yo, yo, yo, yo y los demás no existen”.  Y no es solo de un adolescente pues son muchísimos en que “yo, yo, yo, yo y los demás no existen”. O sea existen solo en la medida que  pueden dar satisfacción a mis deseos. Si no dan satisfacción a mis deseos, los aparto. Ahora a los demás cada uno trata de saber que me puede dar y las relaciones sociales van a depender de eso. Un adolescente a los 15 años que ya está así, ¿cómo será a los 40 años? Entonces toda sabiduría ha consistido en moderar los deseos y no estimular los deseos. Y la cultura que tenemos ahora es la que estimula siempre sistemáticamente los deseos para aumentar sistemáticamente la producción y para aumentar sistemáticamente la riqueza.   Eso produce resultados catastróficos. Y entra también en la religión. Y en los mismos Estados Unidos ha nacido el “marketing religioso”. Pues se han dado cuenta que la religión también ofrece bienes culturales y ofrecen bienes que valen, porque dan también satisfacción. O sea, organizan una reunión de emoción fuerte, emoción  religiosa fuerte y eso es técnica, y seguramente el “marketing” enseña cuales son las técnicas que pueden dar a la gente un sentimiento de felicidad. Es decir se olvidan de todo lo malo que hay en la vida, los problemas que tiene,  y durante 4 horas van a vivir en el cielo. Y entonces da esa impresión que ahora estamos en el cielo, todo es feliz, todo el mundo vive la gracia de Dios, todo el mundo invocando, todo el mundo lleno de la bendición divina. Y ahí se puede crear eso pues hay  metodologías que muchos movimientos ahora aplican y que en Estados Unidos han aplicado sistemáticamente durante 30 años y con mucho éxito, con mucho, con mucho éxito. 

 

Han invertido y convertido a mucha gente, y han convertido al más ilustre y es el actual presidente de los Estados Unidos. Ese es un convertido. Claro que cuando nació su familia era Metodista, de la Iglesia Metodista Unida, pero después se emancipó de su Iglesia, porque un día hizo una experiencia de conversión y ahí cambió su vida, cambió su vida. Ahora siente que es dirigido por Dios. Así explica él como curiosidad, ¿por qué Bush mandó al ejército americano a Afganistán? Es porque un día estaba paseando en los jardines de la Casa Blanca y Dios le habló. Así dice él. Entonces en ese momento Dios me dice: “Jorge, va y lucha contra esos terroristas de Afganistán, y lo hice”. Y ahí entonces fue a Afganistán. Después de eso Dios me dijo: “Jorge, va y pone fin a la tiranía de Irak. Y lo hice”. O sea la fuerza de las experiencias religiosas es muy grande. 

Como ustedes saben cuando se reúne el gobierno americano empieza con la oración las reuniones del gobierno. Creo que en Chile no se hace. ¿O si se hace? No, no, no se comienza con la oración. Pero en Estados Unidos sí. O sea, porque la religión también puede transformarse en bien de consumo, o sea, también se puede consumir experiencias religiosas. E incluso eso da mucha más  tranquilidad, felicidad,  seguridad y todo eso.

 

Dos tercios por lo menos del partido Republicano son de hecho convertidos que han pasado por esas experiencias y por eso tienen tanta seguridad, tanta tranquilidad y están convencidos que van de hecho a evangelizar el mundo entero y anunciar su mensaje al mundo entero.  Porque todos los demás son gente que no sabe, son ignorantes, son perdidos… Pero ellos sí han recibido la revelación. Y así aún la religión se convierte en un bien de consumo. Y hay siempre más religiosos que se dejan impresionar, porque al final eso da resultado ¡eso da resultados! E incluso un líder, un día que estaba en una conferencia decía: “¿Sabe cual es el problema de la Iglesia?” “Es que no conoce el marketing”, “porque nosotros tenemos la mejor mercadería del mundo “que es Dios”, pero no sabemos venderla”. Entonces la cuestión es justamente aprender a vender el producto religioso. Y entonces ahí se dice que no hay problema de plata. Ah, ahí no, porque la plata se acumula. Y de hecho ellos son riquísimos. Todos los grupos que  practican el marketing acumulan una riqueza, porque ahí la gente da. Cuando han pasado por experiencias semejantes y han recuperado la salud, tranquilidad, seguridad, ahí si que la plata va, la plata se reúne. Y se les explica que Dios da todo, pero usted tiene que dar a Dios también. Y entonces ahí está. Bueno, si la misma religión se transforma en un bien de consumo, entonces ¿en dónde se mantienen los valores humanos? ¿En dónde? ¿Quién va a enseñar a divulgar los valores humanos tradicionales de la convivencia, del amor mutuo, del servicio mutuo, de la colaboración entre todos, de la compasión de los que son víctimas, los excluidos? ¿Adónde va eso?  ¡Ah, bueno depende de nosotros está bien claro! ¿Y cuál será la reacción en contra de una sociedad construida según ese modelo? Hay reacciones,  naturalmente que hay reacciones. Existen grupos y movimientos, pero  todavía estamos al comienzo. No sé si algunos estuvieron en Porto Alegre en el  Foro Social Mundial, en que asistieron unas 2.000 organizaciones mundiales buscando una alternativa, una sociedad alternativa. En la que la economía sea disciplinada y no pueda desarrollarse únicamente a partir de sus propios criterios del  desarrollo del capital. Y en que la producción pueda ser controlada, orientada y en la que se pueda divulgar una cultura que no sea la cultura del deseo, la cultura de la satisfacción. Tal como decía Galbraith lo que predomina es la cultura de la satisfacción individual y esto en los EE.UU. ha penetrado en todo. Pero está entrando en todos los países y las culturas tradicionales resisten con mucha dificultad, con mucha dificultad. Los países europeos pierden su originalidad. La cultura americana penetra en todo y domina todo y la herencia cultural tradicional desaparece. Incluso los jóvenes de Alemania, Francia, Inglaterra, ignoran todo del pasado de su historia y lo que ha pasado.  Y no saben nada, ni se interesan tampoco. Todo el pasado no interesa para nada. Les interesa a los turistas  americanos que van a ver los museos y tienen la imaginación de los recuerdos de los filósofos, de los científicos, de los artistas. Pero los jóvenes europeos ignoran todo eso, y no les interesa ni un poco, porque lo que les interesa es comprar. Al igual que la cultura americana que  tiene muchos objetos y hace funcionar cosas experimentando nuevas máquinas, las nuevas tecnologías, e invade. Y en Latinoamérica está invadiendo toda la clase media, toda la clase superior que va entrando en una cultura de la satisfacción, aun en el plano religioso va entrando en eso. 

O sea, los jóvenes que tienen algo de interés por la religión son los que han pasado por una conversión semejante a la de Bush. Es decir, por un lavado cerebral, que han hecho una conversión fuerte y así se interesan. Pero ¿y los demás? Están en la otra cultura, en la de los deseos y de la satisfacción.

 

Bueno, veo que el tiempo ha pasado y son muy pacientes y se lo agradezco. Y no sé si hay tiempo para alguna pregunta.

 

Pregunta público: Después de escucharlo, quedo con que quizás sin que Ud. lo quiera hacer así, pero transmite una sensación de un tremendo pesimismo y de casi como una profecía que se tiene que cumplir, de una evolución de un mundo que no tiene vuelta. Donde el desarrollo de la globalización es imparable, en donde las 2.000 organizaciones que se juntaron en Porto Alegre hacen una pequeña, aparentemente una pequeña desviación de una ola gigantesca que recorre el mundo. Entonces tal vez faltó la segunda parte: escuchar cual es la alternativa…Solo escuchamos algo que solo nos dice que todo puede ser peor.

 

P. Comblin: Entonces depende de nosotros. De cómo hay un elefante que uno tiene al   frente, pero al final las hormigas pueden destruir al elefante también. Pero si no reaccionan, pero si no reaccionan… Actualmente todo el mundo ya está convencido que la política de la democracia no va a solucionar nada, se necesita algo mucho más fuerte que eso. Ningún partido político tiene ninguna posibilidad de cambiar nada, porque sencillamente no mandan, los que mandan son los grandes grupos económicos. Entonces no pueden cambiar cosas. Y entonces se requiere una organización de los pueblos mucho más poderosa, mucho más fuerte. Y decía que así como en Porto Alegre (FSM) hay un comienzo… Pero se necesita un convencimiento de millones de millones decididos por ejemplo a socializar los bancos, a socializar los grandes consorcios financieros, pues ningún gobierno va a hacer eso. Entonces para eso se necesita de un movimiento mundial de decenas de millones de personas que vayan exigiendo, haciendo manifestaciones, interviniendo, organizando la subversión en todos los computadores de los bancos… Si no hay una reacción muy, muy fuerte, entonces …  

 

     Cuando hay elecciones políticas todos los candidatos dicen exactamente lo mismo y si por casualidad uno dice una cosa diferente al día siguiente el otro lo recupera y dice: “también yo, también yo estoy a favor de eso”. ¿Y por qué? Porque no pueden nada. Y entonces orientar la actividad en ese sentido es perder tiempo. Pero organizar a nivel mundial ahí… Yo había sugerido un día en conversaciones, ¿por qué no asaltamos un paraíso fiscal? Hay en el mundo 37 paraísos fiscales, ahí están todas las finanzas del mundo. Todo escondido. Nadie sabe. Y nadie controla. Y tiene la protección de las grandes potencias. Muchos están en territorio británico. ¡Y eso tranquilamente e impunemente!  Toda la plata de las drogas, armamento, comercio de mujeres, comercio de niños, y en fin de todas cosas así ilegales, y variados  beneficios  hechos, están todos refugiados ahí. A partir de ahí hacen lo que quieren y buscan. ¿Por qué no se organiza el asalto por ejemplo a las Islas Caimán? En las Islas Caimán tienen su sede 40.000 multinacionales, claro que son todos americanos, ingleses y otros, y esa es su sede, porque ahí no hay impuestos. Y hay secreto. Y nadie sabe lo que pasa, la plata que entra y que sale, secreto absoluto. Bueno, ¿por qué no? 

 

Las Islas Caimán tienen 45.OOO habitantes, es decir, una multinacional por habitante (risas). Pero está todo bien, tranquilidad, cobertura, es una señal muy grande de  que las potencias financieras tienen autonomía total. Nadie sabe lo que ganan, lo que entra, autonomía total. Eso es un símbolo. Es una señal. Es un símbolo.

 

Pero los grandes bancos son otro símbolo. En Brasil se organiza la elección del Presidente de la República, pero el Presidente de la República no tiene poder ninguno. ¿Por qué no se elige el presidente del Banco Central?  Porque él es el que hace la política y es el que dicta. Y ahí no hay elección. Ahí son los mismos grupos multinacionales que imponen este señor… Que el representante de los ciudadanos podría exigir… No.  No vamos más a exigir al Presidente de la República, que ese no hace nada. No tiene ningún poder. Vamos a elegir al Presidente del Banco Central; este por lo menos tiene poder. Y entonces se pueden cambiar las cosas. ¿Y por qué no se eligen los presidentes de los grandes bancos? Santander por ejemplo, con la publicidad el mejor banco mundial ¿no es así? Santander el mejor banco mundial. Están comprando todos los bancos en América Latina. ¿Por qué no se elige el presidente del Banco Santander? Sería mucho más interesante que elegir diputado, senadores que de todos modos no tienen ningún poder, no pueden cambiar nada, solamente pueden hacer discursos. Es decir, se necesita una transformación de toda la estructura. Porque las estructuras que hay son hechas para otra sociedad. Otro tipo de sociedad, una sociedad  nacional fundamentalmente en que los problemas se solucionan a nivel nacional, la economía es nacional. ¡Pero eso ya pasó! Eso ya pasó. Y entonces se necesita otro tipo de institución, otro tipo de modos de acción. Ahora si nosotros no estamos preparando eso… Bueno, no hay salida. Ahí no hay salida. Entonces si continuamos a los mismos ritmos de siempre, a los mismos ritmos de siempre… Y hay siempre las mismas elecciones, en 6 años más habrá nuevamente elecciones y todos los presidentes de cualquier manera más o menos harán lo mismo. Y a lo mejor algún partido hablará más fuerte que el otro, pero de todos modos harán lo mismo fundamentalmente. Algún detalle pueden cambiar, porque los que mandan no son ellos, los que crean el estilo de sociedad, la estructura de sociedad no son ellos. Entonces se necesita preparar otras estructuras, y que tengan un alcance universal - mundial. Ya que la globalización es mundial. Entonces por ejemplo que pueda luchar contra la esclavitud en China. Porque hoy en día todas las grandes potencias cultivan, veneran y adulan a China, pero a esta gran potencia de esclavitud ¿que se le dice?. . . Silencio. Silencio sobre eso. Bush va a Beijing y ahí pide que las autoridades chinas concedan más libertad a las Iglesias y a las religiones. Ni una palabra sobre la esclavitud. La manera como son tratadas las obreras en las fábricas, ahí no, eso es intocable. Mientras sea así, entonces no habrá cambio, pero ya llegará un día en que se coloque el problema de la esclavitud en China. Y si no suprimen la esclavitud, se suprime el comercio. Como hicieron los ingleses con otros motivos si se continuaba el comercio de esclavos. Y ahí todos los países tuvieron que suprimir el comercio de esclavos. Las cosas tienen un nivel mucho más alto hoy día, y parece que muchos ni siquiera  todavía  han descubierto que el mundo ha cambiado. O sea, que ya no es como hace 20 años y tantas cosas han cambiado, tantos poderes se han creado, conjuntos financieros que no se podían ni  imaginar hace 20 años. Esto crea un nivel de problemática difícil y diferente. Bueno, lo que da impresión de pesimismo es que se ve tan poca gente, tan poca gente metida efectivamente  a formar una acción a ese nivel en el que pueda efectivamente cambiar algo, cambiar algo. 

 

Pregunta público: Siguiendo en este tema ¿usted cree que hay una idea nueva en el mundo como para seguir? Porque me da la impresión  de que todos estamos buscando y con ganas, en lo que estamos todos de acuerdo, en que la sociedad en que estamos no estamos bien y todo. Pero ¿Ud. conoce algunas propuestas nuevas en el mundo - de cambio - o nos quedamos así como estamos? ¿No sé si entiende la pregunta? 

 

P. Comblin: Claro.

 

Interrumpe público: Aprovechando la pregunta hay otro punto de vista. Y que es ¿la subversión que está viviendo Francia, es una esperanza?  

 

P. Comblin: Bueno, es una señal de que no se organiza la convivencia entre culturas y civilizaciones. Es decir,  ese problema del Islam y de la sociedad occidental es que son dos tipos de vida, de vivencia, de convivencia. Por el momento los musulmanes están en una inferioridad económica, pero se sienten superiores a los occidentales. O sea, tienen rabia porque son inferiores,                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  pero en el siglo XII, piensan, nosotros éramos más fuertes. El occidente era miserable al lado de los Estados árabes. Es decir, no se conforman con su inferioridad. Distinto es eso en el caso de los africanos y de los negros que no se quejan demasiado, se conforman con todo. Hay muchos negros en Francia, millones también, pero nunca crean problemas. Porque no tienen ese sentimiento de su fuerza, de su valor, de su tradición cultural y de su opresión. Ahí la cuestión es como cambiar el ambiente cultural global de manera que pueda haber aceptación mutua entre los árabes, los musulmanes y los que llaman los cruzados. Porque al final hay occidentales que son  ateos. Y todavía hay árabes que son cristianos. Todo eso es para ellos el mundo de los cruzados. Es el mundo que nos hizo la guerra durante 1.400 años, piensan los musulmanes. 

 

Esa es una tarea inmensa y justamente ahora aparece. Cuando los musulmanes estaban en sus países no había problema. Y ahora están todos mezclados, así que el desafío es grande y no se soluciona con algunas medidas tradicionales. Ahora en Francia los franceses son muy occidentales y nacionalistas, entonces tienen más dificultad para aceptar o adaptarse, hacer concesiones. Por ejemplo, esa cuestión del velo de las niñas en los demás países no crea problemas. Pero en Francia crea problemas, porque es una señal religiosa y no puede haber en la escuela. Entonces, falta de sensibilidad y concesión a una cultura de otro pueblo y entonces se rebelan y va a continuar. No es un principio de solución. Es un problema que aparece y constituye un desafío enorme porque… ¿Ahora qué es lo que pasa? ¿Por qué en las escuelas no se favorece la convivencia explicando a los occidentales qué es el Islam y explicando a los islamistas qué es el Occidente? ¿Y por qué no confrontar esas dos culturas y participar y aprender la literatura de uno y de los otros y organizar una convivencia mutua? No. ¡No se habla de eso! Entonces uno de los problemas es la educación. ¿Qué es lo que se enseña en los colegios? Las ciencias, física, química… ¿Y eso prepara para la vida?   Claro que no. No se prepara para vivir con los musulmanes. No se prepara para ser ciudadano, para actuar en medio del mundo. O para visualizar una organización de ciudadanos a nivel mundial... ¡De eso no se habla! Pero sí de física, química, todo lo que está en los libros… ¿Por qué hay que memorizar todo eso que está en los libros?... Y entonces los problemas de iniciación a la vida no se plantean.  

 

Hay una cultura, una educación nacional - que es una des-educación nacional -, porque  no prepara para la vida, no prepara para la convivencia junto a unos 6.000.000 de musulmanes en un país  de más 60.000.000 de habitantes en una integración en que todos se acepten y que todos colaboran. Y así eso no se hace. Y ahí toda una explosión se produce en Francia y habrá más, y habrá más…   Y justamente es un comienzo, ya que el número de musulmanes en Europa va aumentando y aumentará porque tienen más hijos que los occidentales.  Así de todo puede haber. El hecho que haya muchos problemas visibles, eso puede servir para ejercer una presión, para ahora  buscar soluciones y buscar respuestas. 

 

Muchas gracias. 

 

------------------------------------

Charla en Facultad de Ciencias y Matemáticas de la

Universidad de Chile, Escuela de Ingeniería.

25 de Noviembre de 2005. Santiago de Chile.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PAGE  

 

 

PAGE  19